miércoles, 30 de diciembre de 2009





Estirarme por la mañana, y levantarme arrastrando los pies.




Salir a la calle, de nuevo el pelo mojado, no tengo bollos para el desayuno… ni fruta para el postre.




¡Ahora llueve! Y yo con los vaqueros arrastrando…

Y pienso: nena… eres un caos.

Pero es mi caos. Y lo quiero :)



Fotografía: Ariel Arias "Renegada. La levedad del ser insoportable"

2 comentarios:

garrapata dijo...

Me gusta que el bajo de los pantalones acabe empapado.

Eso quiere decir que he pisado muchos charcos ;)





Por un nuevo año de ideas tan lindas como esta, y por imágenes que quiten el aliento.



Feliz año nuevo :)

CAÓTICA dijo...

a mi me encanta el caos, jijiji, sobre todos los demás, el mio propio. un caos ordenado que solo entiendo yo, y al que no le guste, pues...que no mire, no?

mucha felicidad para el 2010.